Declaracion de Fe

Se ha formado como una confraternidad de creyentes bajo el señorío de Jesucristo.

Nuestro mayor deseo es el de conocer a Cristo y ser transformados a su imagen por el poder del Espíritu Santo. No somos una iglesia denominacional, aunque no estamos opuestos a las denominaciones, solamente nos oponemos al énfasis puesto en las diferencias doctrinales, las cuales llevan a la división del cuerpo de Cristo.

Creemos en un solo Dios en tres personas: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.
1 Juan 5:7; Juan 17:1.

Creemos que el Señor Jesucristo es Hijo unigénito de Dios; fue concebido por el Espíritu Santo, nació de la virgen María, fue crucificado, murió y fue sepultado pero resucitó. Que ascendió al cielo y ahora está sentado a la diestra de Dios Padre y El es el verdadero Dios y fue un hombre de verdad.
Juan 3:16; 1 Corintios 15:3-4

Creemos que la biblia es la Palabra de Dios totalmente inspirada y escrita bajo la dirección del Espíritu Santo. Esta es nuestra regla de fe.
2 Timoteo 3:15-17; Mateo 22:29

Creemos que todos nacemos pecadores y que el Señor Jesucristo pagó el precio de nuestra salvación en la cruz como expiación. Que los que no aceptan el sacrificio de Dios mediante Jesús se pierden para siempre y los que se arrepienten y aceptan a Jesucristo como su Salvador reciben vida eterna.
Romanos 3:20-25; Hechos 4:11-12; Juan 5: 11-12.

Creemos que el bautismo del Espíritu Santo es evidencia de una vida controlada por el Amor de Dios.

Creemos que todos los dones del Espíritu Santo son válidos y operan hoy y el fruto del Espíritu Santo debe evidenciarse cada vez que el cristiano abre su corazón a Dios porque el fruto del Espíritu Santo es Amor y sus derivados.
Lucas 3:16; Gálatas 5:22.

Creemos en la obra redentora de Cristo, que nos provee salud para el espíritu, cuerpo y alma.
1 Tesalonicenses 5:23; 3 Juan 2.

Creemos en el mandamiento de Jesús de predicar el evangelio por todo el mundo.
Hechos 1:8; Marcos 16:15.

Creemos que los miembros del Cuerpo de Cristo forman la Iglesia con todos aquellos que han recibido a Jesús como su Salvador, independientemente de su religión u organización y han dado lugar a establecer una relación personal con Dios. La salvación solamente puede ser a través de la persona de Cristo.
Juan 14:6; 1 Timoteo 2:5

Creemos y esperamos la pronta venida personal del Señor Jesucristo.
Mateo 24:30; Apocalipsis 22:20.

Creemos y practicamos los dos principales mandamientos de Jesús: Amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.